11 mar. 2012

Alimento para el cerebro

¡Vamos, amigos humanos! Ubiquen sus pesados cuerpos frente a su amado televisor, coman papas fritas y ofrézcanle a sus neuronas los manjares de la televisión. Crean en todo lo que esa cajita mágica les dice como si fuera palabra divina, como si fuera absoluta verdad. Luego, salgan a trabajar y a vender su tiempo al mejor postor. Sonrían, beban, dróguense, afíliense a un partido político y ofrezcan diezmos a la secta que más ilusiones les venda. Pequen y recen.
Bien, tontos, sigan con su vida normal, que nosotros haremos lo contrario.
Saludos.
¿?
¿?
¿?
¿?

No hay comentarios:

Publicar un comentario